• +34 647 94 59 65
  • info@yogando.es
  • C/ Francisco Alonso, nº 35
    Elda, Alicante, ES

Calma y respira Pranayama

31 Marzo 2021 by Noticias 21 Views
Valora este artículo
(0 votos)
-La respiración es lo primero que haces al venir a este mundo y será lo último que hagas, con tu última respiración la vida en nuestro cuerpo físico termina. Junto con el oxígeno, nitrógeno, y dióxido de carbono, la respiración contiene algo llamado prana, la fuerza de la vida. Se nos enseña regularmente que no podemos vivir sin oxígeno, además no podemos vivir sin el prana, la fuerza vital que da energía a la mente , el cuerpo y la conciencia. -Viloma Ujjayi es la respiración a contra pelo, que va contra la corriente natural de la respiración, de la toma del aliento. Esta técnica favorece el aumento de la capacidad de inspiración y de la retención con los pulmones llenos, pone el organismo en estado de alerta y preparado para la acción. Principios sobre la respiración:
• Tu ritmo de respiración y el estado de tu mente son inseparables. • Cuanto más lento el ritmo de la respiración , más control tienes sobre tu mente. • La mente sigue a la respiración, y el cuerpo sigue a la mente. La respiración es una herramienta fundamental. La tasa promedio de respiración para la mayoría de las personas es aproximadamente dieciséis veces por minuto. Cuando la velocidad de la respiración aumenta, o si se vuelve rápida e irregular, la mente también se vuelve perturbada y errática. Conexión entre respiración y mente ¿Por qué o cómo controla la respiración la mente? Cuando tu mente está en calma, meditativa y bajo tu control, tu ritmo de respiración será lento, constante y tranquilo. Al respirar lenta y constantemente calmará tu mente. A medida que cambias tu ritmo de respiración, cambias tu estado de ánimo. De todos los cambios positivos que una persona puede hacer, aprender a respirar profunda y completamente es probablemente la herramienta más efectiva para desarrollar una conciencia superior y para aumentar la salud, la vitalidad y la conexión en la vida. Frencuencia respiratoria Cuando controlas conscientemente tu ritmo respiratorio, puedes controlar tu estado de ánimo. Respirando a un ritmo de 8 respiraciones por minuto: • Te sientes más relajado • Alivio del estrés y aumento de la conciencia mental • El sistema nervioso parasimpático comienza a ser influenciado • Eleva los procesos de curación 4 respiraciones por minuto: • Cambios positivos en la función mental • Intensos sentimientos de conciencia, mayor claridad visual y aumento de la sensibilidad del cuerpo • Las glándulas pituitaria y pineal comienzan a coordinarse a un nivel mejorado, produciendo un estado meditativo 1 respiración por minuto: • Cooperación optimizada entre hemisferios cerebrales • Calma la ansiedad, el miedo y la preocupación • Apertura para sentir la presencia de uno y la presencia del Espíritu • Desarrolla la intuición Beneficios de la respiración larga y profunda • Relaja y calma debido a su influencia sobre el sistema nervioso parasimpático. • Aumenta el flujo de prana. • Reduce y previene la acumulación de toxinas en los pulmones al estimular el despeje de los pequeños alvéolos. • Estimula los químicos del cerebro (endorfinas) que ayudan a combatir la depresión. • Lleva al cerebro a un nuevo nivel de alerta. • Bombea el fluido espinal al cerebro, dando una mayor energía. • Estimula la glándula pituitaria para secretar, mejorando así la intuición. • Llena los pulmones hasta la capacidad de revitalizar y reajustar el campo magnético. • Limpia la sangre. • Regula el equilibrio de pH del cuerpo que afecta la capacidad de manejar situaciones estresantes. • Energiza y aumenta la vitalidad. • Ayuda a liberar bloqueos en el flujo de energía meridiano. • Activa y borra los canales nerviosos. • Ayuda a acelerar la curación emocional y física. • Ayuda a romper patrones de hábitos subconscientes como inseguridades y temores. • Ayuda en la lucha contra las adicciones. • Re-canaliza el acondicionamiento mental previo al dolor para reducir o eliminar el dolor. • Da la capacidad de manejar la negatividad y las emociones, apoyando la claridad, la frialdad y la paciencia. El proceso de intercambio de oxígeno (O2) y dióxido de carbono (CO2) entre la sangre y la atmósfera, recibe el nombre de respiración externa. El proceso de intercambio de gases entre la sangre de los capilares y las células de los tejidos en donde se localizan esos capilares se llama respiración interna. El proceso de la respiración externa puede dividirse en 4 etapas principales: La ventilación pulmonar o intercambio del aire entre la atmósfera y los alvéolos pulmonares mediante la inspiración y la espiración La difusión de gases o paso del oxígeno y del dióxido de carbono desde los alvéolos a la sangre y viceversa, desde la sangre a los alvéolos El transporte de gases por la sangre y los líquidos corporales hasta llegar a las células y viceversa Y, por último, la regulación del proceso respiratorio.