• +34 647 94 59 65
  • info@yogando.es
  • C/ Francisco Alonso, nº 35
    Elda, Alicante, ES

Yoga en silla II Avanzado

08 Marzo 2021 by Noticias 186 Views
Valora este artículo
(0 votos)
Disciplina y aprendizaje: Practicar Yoga requiere cultivar la disciplina y seguir un sistemático método de aprendizaje (anushasanam). Esto se refiere más a la cualidad o convicción respecto a nuestras prácticas que a su cantidad Cinco estados de la mente: Al describir este sutra, el sabio Vyasa enumera cinco estados de la mente; de éstos, el estado en el que la mente se dirige en una sola dirección (ekagra) es el requerido para la práctica del Yoga. Estos cinco estados abarcan desde una mente severamente alterada hasta aquella que ha sido completamente dominada o controlada Saber dónde se está: Es muy útil tener presente estos estados y ver en cuál de ellos nos encontramos, tanto en el momento, como en general en el día a día. Eso revela la profundidad de la práctica que es posible realizar en un momento dado. Hay aspectos de la meditación yoga aplicables a todo ser humano, pero es aconsejable conocer aquel más adecuado y efectivo para una persona en uno u otro estado mental. Dos estados son deseables: De los cinco estados de la mente los dos últimos (el unidireccional o enfocado y el controlado) son los más convenientes para practicar la meditación yoga más profunda. La mayoría de las personas se halla habitualmente en uno de los tres primeros estados (alterado, embotado o distraído). Ocuparse de una mente alterada o letárgica se considera progreso, porque conduce a una mente simplemente distraída, desde donde es más fácil trabajarla o entrenarla hacia un estado concentrado en una sola dirección. Estabilizar la mente dirigiéndola en un solo sentido: Sabiendo esto, es posible abordar nuestra mente a fin de estabilizarla poco a poco en el cuarto estado, en el cual se la enfoca en una sola dirección (Hay que notar que el uso de la frase cuarto estado aquí tiene un significado diferente a su uso en relación al cuarto estado de turiya). Este es el estado mental que nos prepara para el quinto estado, en el que hay dominio o maestría sobre la mente. (Si los dos primeros estados se manifiestan de modo suficientemente intenso, es lo que los psicólogos denominan enfermedad mental.) Transiciones: Años Nuevos y Momentos Nuevos en la Vida y en la Meditación La transición entre un año y el siguiente ocurre en un momento infinitamente corto, que en realidad es inexistente en el tiempo. Así también, hay transiciones en ciertos momentos de la vida y en la meditación. Estar consciente de estas transiciones en la vida diaria y mientras se medita, es extremadamente útil en el viaje espiritual hacia la meditación. https://youtu.be/8x-vp8LcyTA